27 junio 2007

LA MAMAN ET LA PUTAIN Jean Eustache


Lo mejor de todo es como Eustache juega con el espectador. Al principio hasta crees que va a ser una película de la nouvelle vague, con los cafés y las calles de París; hablando de sus sentimientos y conforme va avanzando te das cuenta de lo desequilibrados e incluso despreciables que pueden llegar a ser. Se desata la violencia, pasan más de tres horas y todo continúa siendo un asco.

1 Comments:

Blogger Andrés / Derzu said...

Recuerdo esa pelicula de mi adolescencia de filmoteca. Tres horas que volvería a invertir.. El titulo todavía suena en mi cabeza..

saludos

andres

5:02 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home